Blogia
petalolimon

Relaciones sociales

RELACIONES SOCIALES: ¿CÓMO ES LA GENTE DONDE TU VIVES? AQUÍ SE PUEDE HABLAR DE LA GENTE DE TU REGIÓN O DE TU PAÍS.

Pregunta resuelta

Muéstrame otra »

Como es la gente de tu pais:agradable/mala etc...?

  • hace 1 semana

Detalles adicionales

hablo de la forma de ser
no hablo de como son fisicamente

y si que viva mexico! xD

hace 6 días

yooop by yooop Miembro desde: 18 febrero 2010 Total de puntos: 682 (Nivel 2)

Mejor respuesta - elegida por los votantes

PS SIENTO OFENDER PERO ESTO NOS IDENTIFICA:

CHAPARROS, GORDOS Y HUEVONES,
PERO ESO SI....
VIVA MEXICO CABRO.....!!!!!
  • hace 6 días
100% 1 voto

Por el momento, esta pregunta no tiene comentarios.

Otras respuestas (6)

Ver: Todas las respuestas De lo más viejo a lo más nuevo De lo más nuevo a lo más viejo Calificado de lo más alto al más bajo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

RELACIONES SOCIALES: MUJERES FUERTES. CADA HOMBRE CADA MUJER TIENE UN PROTOTIPO DE MUJER IDEAL, DONDE SE INCLUYE UNA MUJER "NOBLE", "HONESTA", "SERIA", "RESPONSABLE" PERO TAMBIÉN CABE LA POSIBILIDAD DE QUE LA MUJER SEA FUERTE Y TESTARUDA, CADA PERSONA LO VE DISTINTO Y TIENE UN PROTOTIPO DE MUJER, DENTRO DE TODO ESTO, ¿CUÁL ES EL TUYO? ¿CUÁL ES TU MUJER IDEAL O TU AMIGA IDEAL? SI PIENSAS EN CASARTE, ¿QUÉ TIPO DE MUJER BUSCAS?

Una mujer fuerte hace ejercicios todos los días para mantener su cuerpo en forma... mientras que una mujer de fortaleza se arrodilla a orar, para mantener su alma en forma...

Una mujer fuerte no le teme a nada, ni a nadie... mientras que una mujer de fortaleza demuestra su valor a pesar de su temor o de su pánico...

Una mujer fuerte a nadie permite que le quite lo mejor de ella... mientras que una mujer de fortaleza da lo mejor de sí misma a todos, cada uno de los días de su vida...

Una mujer fuerte comete pocos errores y los evita en el futuro... mientras que una mujer de fortaleza se da cuenta de que los errores en la vida también pueden ser bendiciones de Dios, y aprende de ellos...

Una mujer fuerte camina confiada con pasos seguros y firmes... mientras que una mujer de fortaleza sabe que Dios la ayudará a levantarse cada vez que caiga...

 

Una mujer fuerte muestra en su rostro una expresión de seguridad y confianza en sí misma... mientras que una mujer de fortaleza muestra una expresión de gracia y serenidad...

 

Una mujer fuerte tiene fe en que tiene fuerza suficiente para su viaje por la vida... mientras que una mujer de fortaleza tiene fe en que el viaje la irá haciendo cada vez más fuerte...

Una mujer fuerte obtiene un compañero fuerte que incremente su fuerza... mientras que una mujer de fortaleza se convierte en la fuerza que hará invencible a su compañero...

Una mujer fuerte enseña a sus hijos a perseguir el éxito en la vida... mientras que una mujer de fortaleza les enseña a perseguir el amor y la virtud.

Obtenido de http://www.nuestraedad.com.mx/mujeresfuertes.htm

RELACIONES SOCIALES: ¿TUS AMIGOS, TUS PROFESORES, TUS MAESTROS, SE LIAN COMO UNA PERSIANA? HACERSE ENTENDER Y COMPRENDERSE, EL VALOR DE LA COMUNICACIÓN. ¿QUÉ OPINAS DE ESE PROFESOR AL QUE NUNCA LOGRARÁS ENTENDER Y DE ESE AMIGO QUE TIENES QUE NUNCA LOGRARÁS ENTENDER?

Entender y hacerse entender

servido por  blascubells 24 julio 2009 16 comentarios

Cuanto más me introduzco en el mundo de la educación, más y más veo la complejidad (de complicado, de difícil, de arduo) del tema, y no escribo este post sobre los contenidos pertinentes o no que debe tener una educación equilibrada, no, en esta ocasión quiero reflexionar sobre lo duro que es entender lo que alguien nos quiere decir, sobre todo si es un nuevo punto de vista para el escuchante, y lo difícil que es hacerse entender cuando la otra persona no hace más que buscar en su cabecita ideas similares, compararlas y así creer que ya sabe de lo que hablo. En este último caso si lo que decimos no encaja del todo con su idea preconcebida, entonces simplemente se dedica a decir que no está de acuerdo con nuestra idea. De esa manera explicar algo, y hacerse entender, se convierte en una auténtica carrera de obstáculos.

Me hace gracia ver cuánta gente se dedica a trabajar en la liberación de su ser cuando en realidad, al menos es lo que yo percibo (y entre los que puedo incluirme), estamos presos, y bien presos, de los procesos del pensamiento, de la creación de esquemas mentales más o menos cerrados que no se amplían así como así. Todo eso es un contrasentido, es una esquizofrenia total, porque la naturaleza del ser, si es que se puede hablar de algo así, es precisamente su ligereza, su incorporeidad, su continua transformación en el tiempo, su siempre cambiante capacidad de creación y autotransformación. El ser no puede atraparse en ideas preconcebidas, no es una actitud concreta hacia la vida, no cabe en ningún esquema mental, precisamente en esos procesos de los que aún somos esclavos. Cuando alguien me habla de despertar el ser lo primero que hago es indagar hasta que punto está atrapado en la red de sus ideas preconcebidas. Eso me da la medida de su auténtica libertad, soy así de cabroncete, o de resabido, y es que ya llevo muchos años en el tema…

En fin, no tengo ninguna fórmula mágica para entender mejor a los demás, ni para hacerse entender con facilidad. Pero lo que sí sé, es que todo pasa por escuchar a los otros con verdadera atención, sin comparar lo que dice con lo que ya sabemos, o creemos saber, tratando de ver las cosas con sus propios ojos, pillando su punto de vista. Y para hacerse entender… pues sólo se me ocurre que mucha paciencia, repetir las cosas cuantas veces haga falta, no creer que el otro lo ha pillado a la primera, sobre todo si tus ideas son poco comunes, y como dice José Luis Sampedro: “amar y provocar”. Y que el otro se rompa las neuronas para salir de su burbuja de conceptos cristalizados. Yo mismo me presto con gusto a ese juego, el juego de aprender y crecer, de romper mis esquemas y ser como “el espíritu del valle” de Lao Tse, donde todos los arroyos confluyen…


Blas Cubells

Obtenido de http://www.librodearena.com/post/blascubells/entender-y-hacerse-entender/76252/1751

RELACIONES SOCIALES: EL LIBRE ALBEDRÍO. Desde el punto de vista de su potencial, el hombre es libre. Puede actuar, hacer y pensar lo que quiera, dado que podría llegar a eludir cualquier impedimento externo que se lo impidiera. Por lo tanto, el libre albedrío es la natural disposición de todo hombre a hacer cuanto le plazca.

EL LIBRE ALBEDRÍO

Desde el punto de vista de su potencial, el hombre es libre. Puede actuar, hacer y pensar lo que quiera, dado que podría llegar a eludir cualquier impedimento externo que se lo impidiera. Por lo tanto, el libre albedrío es la natural disposición de todo hombre a hacer cuanto le plazca.

Pero el hombre no está solo, sino que está rodeado de otros seres que también gozan de la misma libertad. Este hecho es fundamental para entender que la libertad del hombre no puede ser ilimitada, porque la existencia de otros hombres libres como él se lo impide.

El impedimento es sólo una cuestión de supervivencia, porque si un hombre hace lo que quiere sin tener en cuenta que puede afectar a otro con su accionar, está autorizando al otro a hacer lo mismo; y de esa manera peligra también su propia existencia.

Pero el caso es que el libre albedrío no sólo está limitado por el otro sino que también está condicionado por la ley de la causalidad.

Esta ley no se puede ignorar porque funciona inexorablemente. Cada acción tiene una consecuencia que no necesariamente se manifestará de inmediato sino que se hará efectiva en algún momento, acentuada gracias a la propiedad que tienen los actos relacionados para combinarse entre si y formar un hecho aún más complejo.

Esta afirmación se apoya en la Ley de la Entropía que postula que todos los sistemas en la naturaleza tienden a transformarse con el tiempo de un estado ordenado a un estado desordenado e irreversible.

En este sentido se puede justificar la filosofía Taoísta de la importancia de la inacción para evitar los efectos, porque el solo aletear de una mariposa en un continente podría producir en otro un huracán.

De modo que podríamos esperar que toda acción ordenada ayuda a mantener el orden en un sistema mientras que todo desorden colabora para favorecer el caos o la entropía.

La juventud no ha vivido demasiado como para corroborar por si mismo el implacable cumplimiento de esta realidad, porque no pueden creer que exista una relación entre sus acciones individuales y los demás hechos aparentemente independientes, fuera de él.

No se trata de hechos que tengan que ver con la represión de las fuerzas policiales frente a un delito sino de situaciones que aparecen como fortuitas y que comienzan a ocurrir dentro del campo de influencia de un sujeto, ni bien éste actúa.

Si observáramos con atención cada uno de los acontecimientos que suceden detrás de cada una de nuestras acciones, nos daríamos cuenta lo increíblemente real de estas afirmaciones, sin necesidad de hacer un juicio de valor, porque cualquier suceso produce consecuencias, ya sea bueno o malo.

La sabiduría de las personas ya mayores se basa en este conocimiento. La vasta experiencia en gran parte les ha develado este secreto de la realidad que para muchos todavía sigue siendo un misterio o el resultado del azar.

Existe otra razón importante que limita nuestro libre albedrío y es la existencia de una instancia natural dentro de nosotros mismos que es la conciencia.

La conciencia es el otro yo, el que coteja, se cuestiona y dialoga permanentemente con el yo externo, o la máscara social. Su existencia es indudable, porque todos sin excepción parecemos estar divididos en dos, el Ser y el No Ser.

Cuando no hay unidad de criterios entre estas dos instancias de nuestro mundo psíquico, la indecisión produce un conflicto y no poder salir del conflicto es una neurosis.

Por esta razón todo hombre tiene que optar libremente en cada instante de su vida, entre Ser o no Ser él mismo, es una elección ineludible, su condición y su tragedia, y esta elección es la que definirá su destino.

Obtenido de http://psicologia.laguia2000.com/general/el-libre-albedrio

RELACIONES SOCIALES: ¿QUÉ HACER CUANDO UNA PERSONA NOS MOLESTA?

Diccionario de sinónimos y antónimos © 2005 Espasa-Calpe:

molestar

  • fastidiar, jorobar, incomodar, importunar, incordiar, irritar, enojar, enfadar, zaherir, cansar, fatigar, marear, agobiar, atosigar, chinchar, porfiar, cargar, asediar, hostilizar, mortificar
    • Antónimos: agradar, entretener, aliviar


'molestar' también aparece en estas entradas

abrumar - abrumarse - aburrir - aburrirse - acosar - agobiar - agobiarse - amolar - apesgar - apesgarse - apestar - asaetear - asediar - asenderear - atenazar - atormentar - atormentarse - atosigar - baquetear - baquetearse - brear - cargar - cargarse - chinchar - chincharse - hostilizar - jeringar - jorobar - jorobarse - desagradar - desconsiderar - descontentar - descontentarse - disgustar - encocorar - enfadar - enfadarse - enfermar - entorpecer - escandalizar - escandalizarse - escocer - escocerse - estorbar - excitar - extorsionar - follar - gibar - hartar - hartarse


Obtenido de http://www.wordreference.com/sinonimos/molestar

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

RELACIONES SOCIALES Y PSICOLOGÍA: 10 CONSEJOS PARA UNA ACTITUD POSITIVA ANTE LA VIDA. Es la forma de actuar de cada persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas.

10 CONSEJOS PARA UNA ACTITUD POSITIVA:

En todas partes se habla de la actitud positiva, indispensable según expertos para salir de la preocupación y de la amargura que algunas situaciones nos producen, hoy por hoy la gente anda desmotivada con su diario vivir, aburridos de la falta de cambios y oportunidades en sus vida
Por esta razón se recomienda buscar la forma de ser mas positivo, esto aunque usted no lo crea le ayudara muchísimo a ver la luz que tanto busca, lo librara del estrés, y de enfermarse, ya que al tener una actitud negativa usted puede adquirir enfermedades físicas, a esto se le lama somatismo, ponga de su parte dése una oportunidad de ver la vida con otros ojos y disfrutara de los resultados.

Conozca 10 tácticas para lograr esta buena disposición, según algunos expertos en el tema; deje de lado el pesimismo y endúlcese la vida, usted es la única persona que puede manejar su vida y lo que quiere de ella.

1. Sonría

Sonreírle a la vida, a la gente, a los sucesos, ayudará a que su actitud ante la vida y las cosas sea positiva. La sonrisa es algo que normalmente la gente devuelve, y ese feedback retroalimentará su nueva forma de ver el mundo. Regale sonrisas, puesto que es gratis y se verá recompensado.

2. Dedíquese unos minutos al día

En ocasiones, no tener ni un minuto para uno mismo, hace que la persona se deprima, se vuelva esclavo de los deberes, y le resulte difícil mantener una actitud positiva. Para que esto no ocurra, dedique unos minutos al día a algo que le resulte placentero; un libro, un baño, un poco de deporte o cuidados personales bastarán.

3. Valore las cosas por pequeñas que parezcan

Los pequeños detalles son, generalmente, los que llenan la vida de pasión e ilusión. Intente gozar de cada pequeño detalle como si fuese el último, valórelo como se merece.

4.Disfrute cada segundo de vida

La vida es más corta de lo que uno se piensa, según dicen los que tienen una edad más avanzada. Por este motivo, hay que intentar disfrutar de cada uno de los segundos que esa vida ofrece, del sol, de la lluvia, de los momentos con los amigos, con la familia, del amor, etc. como si del último instante de la vida se tratase.

5. Alimente su autoestima

Poseer una autoestima baja, puede dificultar el camino para tener una actitud positiva. Para que ello no ocurra, procure quererse más a sí mismo, no se infravalore. Empezando por tener una autoestima elevada, podrá ver el mundo con más optimismo.

6. Plantéese metas diarias

Aparte de hacer los deberes cotidianos, al levantarse de la cama, piense en algo que le gustaría hacer, y procure hacerlo, sea positivo. Márquese una meta real para cada día e intente cumplirla, de este modo, se sentirá recompensado; y su actitud ante los retos será mas positiva cada vez que vea cumplido alguno de ellos.

7. Hable de lo positivo de las cosas

Seguramente habrá muchas cosas que le vayan mal o que no vea bien, pero probablemente también viva o vea en los demás cosas buenas y hermosas. Procure hablar de lo bueno de las personas, de lo bueno de su trabajo, en vez de centrarse en lo malo, o en los defectos de las personas, de este modo verá como a la vez que su actitud es positiva, se siente mejor consigo mismo.

8.Céntrese en sus cualidades y no tanto en sus defectos

Estar todo el día viendo los defectos o complejos que tiene, sólo le puede conducir a hundirse, deprimirse o machacarse. Todas las personas tienen aspectos o cualidades positivas, piense en las suyas y sáqueles partido.

9. Lleve un registro de las cosas buenas

Anote con regularidad las cosas buenas y hermosas que le han ocurrido, que ha visto, que ha vivido. Esto reforzará su positivismo hacia la vida.

10. No piense en obstáculos sino en triunfos

Piense en los obstáculos que la vida le pone como retos, como pasos adelante. Considere cada paso bien dado como un triunfo, y apúntelo en su lista de cosas positivas. Cada problema superado es un paso adelante, algo de lo que se puede aprender. Intente buscarlo siendo positivo.

Obtenido de http://bitacorita.net/blog/2010/01/10-consejos-para-una-actitud-positiva/

RELACIONES SOCIALES: ACTITU ANTE LA VIDA. TEORÍA. En la Psicología Social, las actitudes constituyen valiosos elementos para la predicción de conductas.[2] Para el mismo autor, la actitud se refiere a un sentimiento a favor o en contra de un objeto social, el cual puede ser una persona, un hecho social, o cualquier producto de la actividad humana.

ACTITUD ANTE LA VIDA. TEORÍA

En primer lugar voy a pasar a definir el termino ACTITUD; no hay una definición única, sin embargo, desde mi punto de vista, una que la define muy bien es la que la considera como "la predisposición de las personas a responder de una manera determinada frente a un estímulo, tras evaluarlo positiva o negativamente".
Nuestras actitudes funcionan como barreras; entonces la vida nunca nos llega como es en realidad, porque tiene que encajar en nuestra filosofía, religión, ideología, etc.; y en esa misma adaptación, algo de esa existencia se pierde.
Ahora os formulo una pregunta ¿Es importante tener algún tipo de actitud ante la vida?
Es mejor no ponerle etiquetas a la vida, es mejor no darle una estructura, es mejor dejarla abierta sin final, es mejor no clasificarla.
Voy a citar una frase de Bernabé Tierno que decía que "nuestra actitud ante la vida no debe depender necesariamente del exterior, sino sobre todo de nuestro interior. Los seres humanos encerramos en nuestro interior toda posibilidad de respuesta y la capacidad de obrar, transformar y crear. De nosotros depende permitir que los acontecimientos, o el estado de ánimo influyan en nuestra conducta. Las situaciones no son, por sí mismas, ni positivas ni negativas. Somos nosotros quienes decidimos".
Esto tiene mucho sentido ya que va a depender totalmente de nosotros el que nuestra conducta hacia las diferentes situaciones de la vida nos supere o no por los acontecimientos que nos pueden acontecer en el día a día.
Tenemos que saber encajar las situaciones que nos van a ocurrir a lo largo de nuestra vida que por si solas no son, ni mejor ni peor; todo depende de la actitud con la que las percibamos y asumamos.Las personas tenemos que ser capaces de adaptar y evolucionar nuestras actitudes ante la vida en la sociedad dinámica en la que llevamos viviendo desde los principios de la humanidad. Las actitudes se aprenden, es decir, no son innatas en nosotros, por lo tanto, pueden ser inducidas, manipuladas y modificadas.
Antes de nada, uno tiene que plantearse la siguiente pregunta ¿mi actitud ante esta situación es la correcta? Tenemos que tener espíritu crítico y analizar a qué se debe la misma. Si por un casual vemos que estamos equivocados en la forma de percibir esa situación, tendremos que saber rectificar la misma y no dejarnos llevar por el orgullo, que es la gran perdición de la raza humana.

Obtenido de http://francescpuertas.blogspot.com/2008/07/actitud-ante-la-vida.html

RELACIONES SOCIALES: EL INDIVIDUALISMO, SABER VIVIR EN SOCIEDAD. Las personas nos encontramos siempre en búsqueda de nuestra propia identidad, de algo que nos ‘distinga’ en cierta forma de los que nos rodean. Ahora, para encontrarla, mucha gente se encierra en sí mismo pensando solo en sus cosas. No se dan cuenta que para encontrarse así mismo hay que verse en el otro.

 

EL INDIVIDUALISMO Y EL HOMBRE CONTEMPORÁNEO

El individualismo es una forma de actuar o de ser que en este momento se puede observar en todas las personas.

Mirando alrededor en cada ambiente, desde la misma familia, hasta cada una de las relaciones humanas que me rodean puedo notar una característica común.

¿Por qué el individualismo?

Las personas nos encontramos siempre en búsqueda de nuestra propia identidad, de algo que nos ‘distinga’ en cierta forma de los que nos rodean. Ahora, para encontrarla, mucha gente se encierra en sí mismo pensando solo en sus cosas. No se dan cuenta que para encontrarse así mismo hay que verse en el otro. Sin el otro nunca podríamos vernos o distinguirnos. Así como tampoco nos podríamos dar cuenta de la falta de originalidad que tenemos.

El individualismo también puede llegar a ser a veces, una forma de escape del mundo que nos rodea; la persona se centra en sí misma y trata de no ver a su alrededor. Termina en un ciclo vicioso, en el cual no deja de hacer sus ‘tareas cotidianas o laborales’.

Las personas tratan que por medio de su individualismo, parezcan ‘originales’.

Al referirnos a persona ‘individualista’ no se refiere necesariamente a una persona que piensa solo para sí. Por lo tanto, el individualismo se puede dividir en: positivo y negativo.

Individualismo positivo: sin darse cuenta o sin quererlo, el fin de los hechos de las personas resultan positivos para ella. La diferencia con el negativo es que no usa a otra persona para lograr su fin. Tal como lo afirmaba E. Mounier "la persona sobre las necesidades materiales y sobre los mecanismos colectivos que sustentan el desarrollo, donde cada uno debe ser respetuoso con la otra persona, para esto, el hombre necesita comunicarse con otros hombres". Dice también que la persona es integración, comunicación, compromiso y donación, mientras que el individuo es dispersión, separación, evasión y egoísmo.

Individualismo negativo: generalmente siempre a sabiendas, también el fin de sus hechos le resulta positivo para ella, pero siempre trata de sobresalir sobre otra persona, dejando a la otra bajo ella.

De todos modos pienso que ese ‘individualismo’ que caracteriza y pone en cuestión cada una de las relaciones humanas y sociales, es una característica típica, sobre todo, de nuestra sociedad occidental, donde la sociedad capitalista que trajo consigo el afán del ‘tener’ por sobre el del ‘ser’, en una competitividad extrema que amenaza constantemente todas las relaciones, tiende a afirmar el primar del ‘individuo’ por sobre la ‘colectividad’, de lo ‘mío’ por sobre lo ‘nuestro’, del ‘bien privado’ por sobre el ‘bien común’, del individuo por sobre y separado del conjunto que lo rodea y del cual inseparablemente es parte.

Vivimos en una sociedad, la nuestra, de ‘mercado’ y de ‘mercado libre’, de demanda y oferta, donde todo, incluso las relaciones humanas se han transformado en un tener, poseer, gozar y botar: es este él ‘toma y bota’ bien simbolizado por la bebida más típica de nuestra sociedad capitalista que además representa ese estilo de vida liviano que propina nuestra sociedad: la Coca Cola.

Así se viven muchas veces las relaciones, siempre centradas en uno mismo, siempre condicionadas a uno mismo y a su utilidad. El ‘Otro’ es visto casi siempre como una amenaza real al ‘Yo’, como alguien que me limita, me coarta, me condiciona, exige algo que me pertenece, requiere mi atención, reclama su existencia y el reconocimiento de sus derechos y espacios. El ‘otro’ significa en definitiva una amenaza, a veces la muerte de mi identidad, de mi personalidad: siempre pienso afirmar mi personalidad sobre los demás, casi en contraposición a los demás, siempre en comparación con los demás.

En realidad nuestra sociedad occidental, de origen religioso judeocristiano y filosófico grecolatino, puso, a diferencia de otras sociedades, cada vez mayor énfasis sobre el valor de la ‘Persona’ ("a imagen Suya Dios nos creó"): es así como en nuestra sociedad anduvo con el tiempo madurando por su lado la conciencia de los valores de la dignidad humana, de los derechos del hombre, del niño, de la mujer, de la persona en general, de la ecología, del medio ambiente, de la justicia social, de la justa distribución de los bienes, de la importancia de las ciencias y la tecnología, dejando todo un desarrollo tecnológico e industrial más que en otras culturas.

Muchas revoluciones científicas, culturales y sociales encuentran su una en las ideas cristianas y en el valor primario que el cristianismo atribuye al hombre, al individuo, casi sagrado, llevando el mismo individuo al nivel del mismo Dios.

Revoluciones sociales como la Revolución Francesa, que proclamaba como principios fundamentales la igualdad, la fraternidad y la libertad, están aún hoy, a mi parecer, en la base de las sociedades que de esas revoluciones tuvieron su inspiración: la sociedad marxista-comunista (Marx, de origen judío, soñaba con una sociedad donde el proletariado tendría que haber encontrado una forma de vivir paradisíaca casi confundiendo la llegada de la dictadura del proletariado con la misma llegada del Mesías), sociedad este que se demostró extremadamente inhumana eliminando toda libertad individual a favor del supuesto bien común, y la sociedad capitalista que sacrifica cada vez más el bien común y los más mínimos derechos de las más pobres privilegiando el interés del individuo y del más poderoso sobre los demás.

Las dos sociedades, en realidad, demuestran ser dos herejías del corazón de la fe cristiana: el misterio de Dios como Trinidad. En éste, por un lado, se acentúa la vida comunitaria sobre el individuo, y, por otro, el individuo sobre el bien común. Eso porque no se comprendió en su profundidad el misterio central del cristianismo que nos propone la fe en un Dios, revelado a nosotros por Jesús Cristo, que es sustancialmente Amor. Por ser Amor es Uno y Trino al mismo tiempo: Uno porque es Amor, y Trino porque exactamente siendo ‘Amor’ no puede sino ser ‘Relación’ (Comunión como diría Mounier). Solo el amor hace de Tres Personas distintas Un solo Dios: solo el amor puede hacer de distintas personas y distintas realidades una sola realidad, una y distinta porque el mismo amor lleva a distinguir de sí mismo el otro haciendo entrega a él de su misma identidad.

Dios (Amor) es Trinidad y Unidad a la vez porque ‘Amor’ es a su vez el Amante (el Padre), el Amado (el Hijo, Jesús), el Amor (el Espíritu Santo) entre Padre e Hijo. El Padre se ‘pierde’ en el Hijo, versa todo su ser (Amor) dando vida al Hijo y el Hijo se entrega al Padre enteramente; vive por ÉL y ese recíproco amor es el Espíritu Santo; por eso se dice que Dios es ‘puro espíritu’, un Nada y un Todo que sólo es Amor.

Interesante me parece que en las últimas teorías científicas sobre el origen del mundo ya no se habla más como antes de la teoría del Big Bang, sino más bien de un Nada en el cual de un cierto punto ‘madura’ la vida.

En ese misterio de la fe cristiana se nos hace evidente que el individuo encuentre su realización solamente en el hacer entrega total de sí mismo al otro de todo su ser, y recibe así del otro a cambio su individualidad potenciada y realizada. Buscando la realización del otro encuentro la mía, buscando solamente mi propia realización por sobre los demás simplemente encuentro mi muerte y me veo cada vez más envuelto en una profunda crisis existencial perdiendo cada vez más el sentido profundo de mi vida.

El exacerbado individualismo característico de nuestra sociedad conlleva una cada vez más profunda falta de sentido de la vida, cada vez más evidente, sobre todo en nuestro mundo juvenil.

En realidad pienso que de por sí nuestra existencia individual no tiene algún sentido, sino que lo tiene solamente en relación a los demás. Ciertamente cada uno de nosotros viene a este mundo como un don hacia estos y en la medida que encuentra una forma de entrega, encuentra también un sentido a su existencia. Es en el don que cada uno de nosotros hace de sí mismo a los demás que evidencia sus potencialidades, dones y capacidades u encuentra su realización integral como ‘ persona’.

Si me pongo en una lógica de amor, puedo entender que mientras más me entrego a los demás, más afirmo mi personalidad; que mientras más doy (amo), más tengo (amor); mientras más me anulo a mi mismo amando, más en realidad me ‘afirmo’ a mi mismo como persona, imagen real de aquel Dios – Amor, manifestando mi madurez completa como individuo, persona y ser social.

De hecho todo individualismo que nace del egoísmo se transforma en una real y concreta destrucción del individuo, mientras que todo individualismo (personalismo) que nace como negación de sí mismo a favor de otro se transforma de hecho en la más plena realización del individuo en todos sus aspectos: personalidad, integridad, libertad, potencialidades.

Lo que aparece como positivo en nuestra sociedad de los consumos, en realidad termina siendo negativo, y lo que aparentemente viene rechazado por ser negativo es la única forma positiva de una auténtica realización individual.

Todos los ‘-ismos’ (consumismo, capitalismo, comunismo, individualismo, etc.) en realidad son exageraciones de un aspecto particular de la vida humana y siempre, sea individual o socialmente, buscamos esa madures individual y/o social que seguramente se encuentra en el equilibrio entre los distintos aspectos aparentemente opuestos entre ellos. En definitiva, la madurez individual y social corresponde siempre a la unidad entre los opuestos en nuestras vidas tanto individuales como sociales.

El individualismo se refleja en sus lados positivos y negativos en los diferentes aspectos de la vida del hombre contemporáneo:

     

  • En el individuo: una aspiración en cada individuo, cada vez mayor de poder realizar sus deseos e inquietudes intelectuales, artísticas, profesionales,...

     

     

  • En la familia: esta misma tensión y aspiración de cada cual como persona que se antepone al hecho de ser y formar una pareja, la cada vez más grande capacidad de autonomía de la mujer en el trabajo y la profesión, las presiones del mundo de los consumos, etc., por un lado amenazan la integridad de la familia y por otro exigen cada vez más una madurez mayor en las relaciones humanas de pareja y entre los componentes del núcleo familiar.

     

     

  • En la sociedad: con la caída del muro de Berlín que significó el fin del totalitarismo socialista en los países del Este europeo, se está produciendo una globalización que, si por un lado manifiesta la tensión mundial de sentirnos y vernos como una gran familia humana, por otro podría terminar en una gran dictadura universal por Estados Unidos y el Grupo de los 9 países más desarrollados sobre el resto del mundo. En los países del norte de Europa, después de un período de gobiernos socialistas o de izquierda, está volviendo fuertemente la derecha a gobernar en muchos de ellos, mientras en el sur del mundo, en especial en Sudamérica, el modelo que se aplicó en muchos países de economía de libre mercado, incentivando las privatizaciones, terminó ocasionando, en lugar de lo que se proponía, aún más pobreza, corrupción y problemas sociales graves que hacen entrever un retorno a formas de socialismo ligados al pasado con sucesivas reacciones militares de otros tiempos. El problema es que el individualismo de la economía de libre mercado, privilegió el interés de los privados por sobre el bien común, haciendo en muchos casos desaparecer el rol del Estado como garante del bien común y de los derechos mínimos de los más necesitados.

     

En realidad es un hecho que siempre se alternan períodos históricos en los cuales se privilegia el individuo por sobre la comunidad, pensamientos y tensiones que se reflejan en distintas formas de propuestas políticas, filosóficas, etc. Pero cada una de ellas lleva dentro parte de esa verdad: es el individuo como persona que vale por sobre la colectividad, pero no se es persona sino solo con los demás.

Aparentemente siempre hay oposición entre individuo y comunidad, entre intereses particulares, individuales y colectivos, hasta que se llegue, individual y socialmente, a esa madurez de entender que la vida normal social e individual es aquella que vive n la dinámica y dialéctica de la unidad y la distinción: afirmo mi ‘mí mismo’ buscando el bien de los demás; busco el bien común valorizando y distinguiendo las particularidades y las diversidades; es un juego trinitario que se refleja en cada relación a todo nivel que se puede manifestar como conflicto o como normal dialéctica de crecimiento y desarrollo personal y social si se entiende que en la base de cada relación tiene que haber ese amor que, buscando el bien del otro, obtiene en cambio el mayor bien propio.

‘Individuo’, etimológicamente, significa indiviso, no – dividido.

La persona que realmente llega a ser un ‘individuo’ es por lo tanto aquella persona que logra esa unidad interior, de pensamiento y de vida, que se refleja cada vez más en su visión del mundo y del universo como una unidad y que logra conjugar bien común con bien individual, distinción con unidad, tener con aportar.

Interesante es ver como subrayando ‘individualismo’ en contraposición al ‘bien común’ o a los demás (dividiendo en la práctica, separando el ‘yo’ del ‘otro’), solo se obtiene una persona ‘dividida’ en sí misma y por eso no satisfecha, en conflicto consigo misma y con los demás y creadora de permanentes conflictos. El ‘individualismo’ es por lo tanto la negación, de hecho, del individuo, de la persona.

Simoné Malacchini Soto.

Profesor asesor: Angel Moreno

Scuola Italiana "Vittorio Montiglio"

Obtenido de http://reprofich.canadianwebs.com/EL%20INDIVIDUALISMO%20Y%20EL%20HOMBRE%20CONTEMPORANEO.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres